En la era digital, cada vez es más común realizar pagos con tarjeta de crédito o débito en lugar de efectivo.Y para adaptarse a esta tendencia, los puntos de venta tradicionales han evolucionado hacia una forma más práctica y versátil: los mPOS. Si te preguntas qué son y cómo funcionan, estás en el lugar correcto. 

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre estos revolucionarios dispositivos y cómo pueden beneficiar tu negocio.

¿Qué es un mPOS?

El término “mPOS” viene de las siglas en inglés “Mobile Point of Sale”, que se traduce como “Punto de Venta Móvil”. En pocas palabras, un mPOS es un dispositivo compacto y portátil que permite realizar transacciones con tarjeta de crédito o débito utilizando un smartphone o una tablet. Es decir, convierte tu dispositivo móvil en una terminal de pago.

La principal ventaja de los mPOS es su practicidad y versatilidad. Ya no necesitas tener una caja registradora voluminosa ni estar atado a un mostrador para recibir pagos con tarjeta. Con tan solo conectar el lector al puerto del auricular o mediante tecnología inalámbrica Bluetooth, ¡estarás listo para aceptar pagos donde sea!

Además, los mPOS son muy fáciles de usar. Puedes descargar la aplicación correspondiente en tu dispositivo móvil y configurarla rápidamente con tus datos comerciales. Una vez hecho esto, solo tienes que insertar la tarjeta del cliente en el lector o permitirle acercarla gracias a la tecnología NFC (Near Field Communication), ingresar el importe total y confirmar la transacción.

Y no te preocupes por la seguridad: los mPOS cumplen con altos estándares de cifrado para proteger los datos sensibles del cliente durante todo el proceso de pago.

¿Cómo funcionan los mPos?

Los mPOS, o puntos de venta móviles, son dispositivos que permiten a los comerciantes aceptar pagos con tarjeta de crédito o débito desde cualquier lugar. Estos pequeños dispositivos se conectan a un teléfono inteligente o una tableta a través de Bluetooth y funcionan mediante una aplicación especializada.

Una vez que el dispositivo está conectado al dispositivo móvil del comerciante y la aplicación está abierta, el proceso es bastante sencillo. El cliente simplemente inserta su tarjeta en el lector de tarjetas mPOS y proporciona su identificación si es necesario. A continuación, la transacción se autoriza en cuestión de segundos y tanto el comerciante como el cliente reciben una confirmación.

El dinero se deposita generalmente en la cuenta bancaria del comerciante dentro de unos días hábiles después de realizar la transacción. Además, muchas aplicaciones mPOS también ofrecen funciones adicionales como administrar inventario, generar informes detallados sobre las ventas y enviar recibos por correo electrónico o mensajes SMS.

Los mPOS son herramientas prácticas para aquellos negocios que desean ofrecer opciones flexibles de pago a sus clientes. Son fáciles de usar e implementar y brindan beneficios tanto para los comerciantes como para los consumidores.

Diferencia entre POS y mPOS

Los mPOS son dispositivos móviles que permiten realizar transacciones con tarjetas de crédito en cualquier lugar y momento. A diferencia de los POS tradicionales, los mPOS ofrecen mayor flexibilidad al ser portátiles y no requerir una conexión a la corriente eléctrica.

Los mPOS funcionan mediante una aplicación instalada en un teléfono o tablet, junto con un lector de tarjetas conectado vía Bluetooth. Los datos se capturan a través del lector, que lee la información contenida en la banda magnética o el chip de la tarjeta. Luego se envían esos datos al dispositivo móvil y este los procesa para completar la transacción.

La principal diferencia entre un POS y un mPOS radica en su funcionalidad y capacidad de movilidad. Mientras que el POS es típicamente utilizado por establecimientos comerciales fijos, como tiendas físicas o restaurantes, el mPOS ofrece libertad para realizar ventas fuera del local comercial.

Además, otro aspecto importante a considerar es el costo. Los sistemas POS tradicionales suelen ser más costosos debido a su complejidad y necesidades técnicas específicas. En cambio, los mPOS son generalmente más económicos tanto en términos de adquisición como mantenimiento.

En conclusión, los lectores de tarjetas mPOS han revolucionado la forma en que realizamos pagos con tarjeta de crédito al proporcionar una solución móvil conveniente y accesible para empresas pequeñas e individuos independientes. Con estos dispositivos compactos e inteligentes podemos aceptar pagos electrónicos prácticamente desde cualquier lugar sin tener que depender exclusivamente de las terminales tradicionales.

Entradas recomendadas