Cuando te encuentras frente a un terminal punto de venta (TPV), esperando realizar una transacción y te topas con el mensaje “tarjeta no soportada”, puede resultar frustrante y confuso. Este mensaje indica que la tarjeta que estás intentando usar no puede ser procesada por el terminal. Pero, ¿qué desencadena este mensaje y cómo puedes solucionarlo? A continuación, exploraremos las causas más comunes detrás de este mensaje y ofreceremos soluciones prácticas.

Causas comunes de “Tarjeta No Soportada”

➡️ Tarjeta desactualizada

Las tarjetas con banda magnética están siendo gradualmente reemplazadas por las que cuentan con chip EMV, debido a motivos de seguridad. Si tu tarjeta aún depende de la banda magnética y el TPV es exclusivamente para tarjetas con chip, es probable que recibas este mensaje.

➡️ Tarjeta de tipo no aceptado

Algunos comercios o terminales no aceptan ciertos tipos de tarjetas (por ejemplo, American Express o tarjetas internacionales) debido a las altas comisiones o políticas específicas del negocio.

➡️ Problemas con el chip o la banda magnética

Si el chip o la banda magnética de tu tarjeta están dañados, el terminal no podrá leer la información necesaria para procesar la transacción.

➡️ Software o hardware desactualizado del TPV

En ocasiones, el TPV puede requerir una actualización de software o hardware para ser compatible con ciertos tipos de tarjetas.

Puede interesarte ➡️  ¿Qué significa Error 41 «Tarjeta perdida»?

Soluciones prácticas

➡️ Actualiza tu tarjeta

Si tu tarjeta es antigua o solo cuenta con banda magnética, contacta a tu banco para solicitar una nueva con chip EMV. Esto no solo solucionará el problema con el TPV sino que también te ofrecerá una mayor seguridad en tus transacciones.

➡️ Verifica la aceptación de la tarjeta

Antes de intentar una transacción, asegúrate de que el comercio acepta tu tipo de tarjeta. Esta información suele estar visible en el punto de venta o puedes preguntar directamente al personal.

➡️ Mantén tu tarjeta en buen estado

Evita exponer tu tarjeta a campos magnéticos fuertes, altas temperaturas o cualquier otro factor que pueda dañar el chip o la banda magnética. Si tu tarjeta ya está dañada, solicita una reposición a tu banco.

➡️ Comunicación con el comercio

Si sospechas que el problema puede ser el TPV, informa al comercio. Puede que no estén conscientes de que necesitan una actualización de software o hardware.

Entradas recomendadas